miércoles, abril 20, 2011

El médico le da cinco años de vida y decide empezar a dibujar tebeos

Un hombre sufre un ataque al corazón que lo deja al borde de la muerte (incluso dice haber visto el túnel al otro lado). Tras sobrevivir al coma, el médico le da una expectativa de vida de cinco años. El hombre pasa los dos años siguientes en depresión, hasta que decide en qué quiere ocupar el resto de sus días: Hacer tebeos. En los próximos meses, una editorial va a publicar su primera novela gráfica.
Es la historia de Lance Ward.
(El vídeo está en inglés).


      Aquí voy a dar mi opinión.
      El testimonio de mi amigo Lance, me parece muy válido a varios niveles. Primero está su historia en el hospital, pasándolas canutas al borde de la muerte y volviendo del coma con la certeza de haber visto ese túnel de luz "al que la gente se refiere", "un portal" que te lleva "al otro lado". Todo contado desde un punto de vista con el que creo que todos nos podemos identificar, porque no habla desde la irracionalidad o el hecho le reafirma en ninguna religión en particular.
     Por otro lado, tenemos el ejemplo de alguien que cuando es consciente de que su vida peligra y le ve de verdad las orejas al lobo, decide no inventar más excusas y se pone manos a la obra. Creo que este ejemplo puede ser útil para todas las personas que hemos aplazado un impulso creativo por desidia, inseguridad u otro pretexto como, "no tengo el papel adecuado". Y especialmente para aquell@s que sienten un fuerte deseo de expresarse haciendo cómics, u otro medio y simplemente no se atreven. El mensaje es: No hay tiempo que perder ¡Hazlo!
     Por último, el aspecto que me parece más interesante de su historia, es que "en su tiempo de prestado", Lance no decide irse a ver mundo, sino ocuparse en una disciplina artística y más concretamente, en los cómics. (Recordemos que es una opción vital adulta, para dedicarse a la creacion de obras orientadas a adultos, por si aún queda alguien por ahí que piense que los cómics son solo para niños). En resumidas cuentas, he compartido este vídeo porque simpatizo y a ratos hasta me conmuevo con esta apreciación por el medio y la dedicación al tebeo, precisamente cuando se tiene la espada de Damocles sobre la cabeza.

1 comentario:

Visedo dijo...

Joder, qué entereza!! Me parece muy curioso y muy loable. En cierto modo, es lógico pensar que si te quedan pocos años de vida y no eres creyente (por lo que no piensas que haya más vida después de la muerte)... ¿Para qué coño quieres ver mundo? Si de todos modos luego no vas a poder recordarlo... En serio, tiene mucho más sentido dibujar tebeos, escribir un libro o algo así, porque tú no podrás recordar nada, pero al menos dejarás tu huella y te recordarán a ti.

Ale, ahí lo dejo :D