viernes, julio 29, 2011

El caso Cris Ortega: Ilustración de copia y pega o plagio selectivo

No conocíamos el trabajo de la ilustradora Cris Ortega, pero por desgracia su fama le precede. El blog Fake Ortega, recopila numerosas evidencias que demuestran como esta ilustradora recorta sistemáticamente los trabajos de otros ilustradores para implementarlos en sus propias piezas.
Collage tomado del blog "Fake Ortega", enlazado arriba.

¿Es ésta una práctica profesional lícita? Veamos. Tenemos el ejemplo de ilustradores contemporáneos de la talla de Norman Rockwell, que usaron fotografías como referencia para crear sus obras. Fotos que él mismo planificaba:





También se inspiraba en imágenes que encontraba en la prensa:




Vemos que Rockwell lleva a cabo un proceso que podría describirse así:

CAPTAR + CONTEXTUALIZAR Y REINTERPRETAR + TRABAJO = CREACIÓN

"Esto es exactamente lo que hace Ortega ¿no?"
Sí pero no. El proceso de ortega sigue estos pasos, pero pervertidos. Seguramente ella cree actuar en la línea de lo permitido siguiendo este método, pero la línea es cruzada desde el momento en que usa el trabajo de otros ilustradores. Estos son los matices que marcan la fina diferencia entre la referencia y plagio:
  1. CAPTAR: Hay un ojo privilegiado que descubre un potencial (Rockwell) vs. un producto ya acabado (Ortega). El ilustrador creador se ha de encargar hacer visibles estos valores ocultos para el común de los mortales a través de su obra, no reciclar lo que ya ha sido mostrado previamente.
  2. CONTEXTUALIZAR y REINTERPRETAR esos valores dentro de una escena o una composición que es completamente nueva. El autor ha de dar su visión individual, que convierte lo que hace en algo único, de lo contrario, es un plagio.
  3. Y por añadidura, tiene que haber  un TRABAJO único y personal de traducción e interpretación de esa imagen. Cuando se calca, se crea un choque con la cosa calcada y el propio trabajo. Hay que estar muy seguro de que el resultado final es algo diferente a lo que se calca. Cuando se copia y se pega este choque ni siquiera existe, porque el propio trabajo no tiene lugar. Y si lo que se copia y pega es el trabajo de otro, esto es un plagio, de manual.
Una práctica honesta entre ilustradores, es acreditar las referencias. Si uno no se siente cómodo acreditando todas las referencias en su trabajo, quizás es que lo que se hace es deshonesto.

En toda creación artística los medios justifican el fin. No al revés.

Cuando un compañero de clase usaba chuletas o copiaba en los exámenes, él lo justificaba diciendo que no eran chuletas, sino "una consulta". Este ejemplo vale para la gente que trabaja como Ortega porque "la referencia" deja de serlo en cuanto se trata del trabajo de un compañero y se depende de él para hacer el tuyo propio.Si analizamos su modus operandi, nos damos cuenta de que Ortega se salta selectivamente y por mera comodidad el proceso de crear.  Haciendo un uso mal entendido de la tecnología, recorta algo que otro artista se ha tomado el trabajo de digerir, para clonarlo dentro de sus propias (des)composiciones. Es triste ver como una ilustradora y además de su capacidad, depende de este tipo de prácticas. La causa puede ser la falta de principios, de sentido del límite, de escrúpulos y de formación, sumada a una voluntad débil y acomodaticia frente a la era de internet, en la que encontramos referencias de todo tipo que se retroalimentan.

Cris Ortega y la gente que obra como ella, debería de reflexionar en qué momento dejaron de usar referencias para pasar a plagiar selectivamente la obra de otras personas. No debería de cundir este ejemplo como una práctica sistemática, algo reprobable tanto desde un punto de vista mercantil, como artístico y ético. Reconozcámoslo, te puedes ganar la vida así, pero eso no significa que sea bueno para nadie.

Enlaces relacionados:
Fake Ortega - Más ejemplos del modus operandi de esta ilustradora.
“Norman Rockwell: Behind the Camera” - El libro con las referencias de Rockwell en Amazon.

7 comentarios:

** Iria Kibou ** dijo...

Qué fuerte, no sabia que una artista de renombre como Cris Ortega pueda hacer esto. Diria que es coincidencia pero, es que para muestra un botón y la imagen que habeis mostrado es más que clara y explícita.

Lucrarse del trabajo de otros es patético y como dibujante que soy esto me indigna.

¿Y ahora quien es el guapo que reclama derechos de autor?... si es que...

Igual solo se ha inspirado en esas imagenes para la cara, no se... es que me resulta tan extraño esto en un autor español...

JM Beltrán dijo...

Hay que reconocer que se parecen un montón. Que cosas.

Sergio Bleda dijo...

JM Beltrán:
Creo que no has visto bien el blog del link. Míratelo tranquilamente.
No es que se parezcan, son los mismos elementos clonados. O sea, recortados y pegados. No es que la señorita Ortega tenga al lado el libro de otro ilustrador mientras hace su dibujo. No. Escanea (o se baja de la web del autor) lo roba y se lo apropia.

Es como si cojo de la página 1 a la 15 de "El quijote", le añado de la página 16 a la 20 de "Hamlet", otras 15 páginas que me invento, cambio los nombres de los personajes y luego meto otras 15 páginas de "Guerra y paz". Y entonces lo firmo y lo llevo a una editorial como si hubiera escrito yo todo el libro.

Sergio Bleda dijo...

Y lo peor es que no se ha limitado a hacerlo una o dos veces. Mírate el blog y verás que hay casos para aburrir. Se ha dedicado a hacerlo sistemáticamente.

FAKE dijo...

Gracias por tan interesante análisis, por el sentido común y el apoyo. Estas prácticas las consideramos inadmisibles. Nos gustaría crear un post nuevo exponiendo el enlace.

Saludos.

Cuacomekiki dijo...

De nada. Me alegro de que te merezca la pena difundir el post. Al final de cuentas, no son mas que una sarta de obviedades. Pero por lo que se ve, hace falta decirlas. Un saludo.

Anónimo dijo...

La última entrevista a Cris Ortega, donde da su punto de vista sobre el tema:
http://www.khuantru.com/2012/01/interview-with-cris-ortega/